Viene el calor 🌞 y la pesadez

Con éstos días de calor me planteo los dos meses que me quedan y me da pereza sólo pensarlo.

Hoy cuando salí con Lucía para ir a la guardería hacía tal bochorno que notaba como toda la piel estaba pegajosa y eso por no hablar de ayer, que lo pasé fatal. Me sudaban todos los poros de mi piel, desde el bigote y la papada hasta los pies que ni los sentía de lo arrugados que estaban. Con el calor sientes que tu cuerpo pesa el doble, te cuesta más andar y sientes desgana para hacer las cosas.

La bebé no para de moverse, es increíble, yo creo que ni duerme y cuando yo quiero dormir parece estar bailando. Ya son 32 semanas de embarazo y empiezo a ver la recta final, a recopilar ropita para ella y hacer hueco en el armario de su hermana. Como ya he comentado otra veces, éste embarazo lo estoy viviendo de manera totalmente distinta al de Lucía. Por eso estoy más despreocupada de todo lo material ya que tengo muchísimas cosas de las que no debo ocuparme, como el carro, la cuna, la bañerita, productos para su higiene y ropita; aunque su hermana nació en invierno me han prestado bastante cositas las amigas que para los primeros meses viene genial porque crecen tan deprisa que a veces te quedas con ellas sin estrenarlas.

CONSECUENCIAS DEL CALOR EN LA EMBARAZADA

Con el calor los vasos sanguíneos se contraen como método de “enfriamiento” y por este motivo se le hinchan los pies a las embarazadas. Muchos ginecólogos creen que en la época de calor aumentan los partos prematuros porque el estrés de pasar calor a la mujer induce a contracciones uterinas y hace que aumente la producción de las hormonas que desencadenan el parto. 

CÓMO SOBRELLEVARLO

  • Es importante que siempre estes hidratada y las bebidas deportistas te aportaran azucares que necesitas.

  • Ponte ropa de algodón, hilo o lino, que sea ligera, transpire y no te haga sudar más.

  • Evita salir a las horas centrales del día (de 12 a 16 horas) e intenta descansar siempre que puedas, sin olvidarte de andar un rato para que los pies no se hinchen.

  • Deja los pucheros un poco de lado y come cosas frescas como ensaladas y frutas, además te ahorras el tirarte largos ratos cocinando.

  • Si tienes posibilidad de ir a la piscina, no lo dudes, pero si es al aire libre evita estar expuesta al sol mucho rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s