Limpiar el ombligo del recién nacido, ¿cómo lo hago?

“El ombligo de un recién nacido es una parte que a mucha gente le da asco o miedo tocarlo y limpiarlo porque cree que puede hacer daño al bebé, no os preocupéis, es algo que ya está muerto y por moverlo de un lado a otro no le hacemos ningún daño.”

Los primeros cuidados, si el parto se ha realizado en un hospital, lo realiza el personal sanitario cortando el cordón umbilical por el cual ha recibido el oxígeno y los nutrientes de la madre. Ponen una pinza en el trozo del cordón del bebé para contener la hemorragia y a partir de ahí comienza un proceso de autodestrucción sin infección hasta su desprendimiento.

dsc_0820

¿Cómo lavarlo?

Hay que lavarlo con agua y jabón todos los días, por la mañana y por la noche como mínimo, si al cambiarle el pañal lo ves sucio también. Si puedes dobla un poco el borde del pañal para que la pinza quede al aire y no le roce.

En el baño puedes usar la esponja y sin miedo levanta la pinza y limpia bien toda la circunferencia del ombligo (en el hospital me dieron unas esponjas que al mojarlas sueltan jabón y para las curas vienen muy bien). 

IMG_20150702_105954

Es importante que después de las curas quede bien seco porque de éste modo se irá secando cogiendo un color negro y se caerá. Para el secado puedes usar gasas o una toalla, nunca algodón ni papel higiénico. No te asustes porque vaya cambiando de color, si no huele mal significa qué se está “pudriendo”. Al principio es de color blanco, luego amarillento y termina negro.

No le envuelvas en gasas porque favoreces la humedad y el riesgo de infecciones.

Ya se ha caído, ¿ahora qué?

Puede tardar hasta diez días en caerse, a Raspilla tardó seis días y a Bebita no llegó a los cinco, cada niño es un mundo. Para su cura debes echarle alcohol 70 grados y clorhexidina. Yo he usado Cristalmina aplicando unas gotitas después del baño.

No uses mercurocromo (mecromina ni betadine) porque al contener yodo el bebé lo absorbe a través de la piel y le puede producir alteraciones en la función del tiroides.

Debo alarmarme cuando…

  • Huela mal, supure o el bebé tenga fiebre, puede ser una infección.

  • Sangre en abundancia, es normal si al desprenderse del ombligo salen unas gotitas de sangre.

  • No se ha caído en tres semanas.

  • Veas algún bultito blando o rosado a su alrededor, puede deberse a una hernia umbilical o un granuloma.

“Con Raspilla fui a la pediatra a los pocos días de caerse el cordón porque al cambiarle el pañal lo vi muy viscoso, me asusté y aunque no olía mal tenía un moco blanquecino y amarillo. No era nada, simplemente tenía que curar la herida y secarse más. Por lo que ante cualquier duda, acude al pediatra o urgencias y así evitaréis disgustos o males mayores”

¿Os ha servido la explicación? Si lo limpiáis de alguna otra forma contármelo…

Anuncios

Un comentario en “Limpiar el ombligo del recién nacido, ¿cómo lo hago?

  1. Pingback: ¿Qué debo saber del primer mes de vida de mi bebé? | PRIMERIZA SALVADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s