Crisis de crecimiento, ¿qué son?

Durante la lactancia con Lucía tuve que pasar por una mastitis hace poco más de dos años para enterarme de qué eran las crisis de crecimiento, antes de eso no había oído hablar sobre ello ni en el curso de preparación al parto ni a mis amistades ni por Internet.

IMG_20150726_190631Ese fin de semana lo pasé fatal, yo con fiebre, mis hormonas todavía revolucionadas y con mucho dolor de tetas. Lucía se pasó todo el viernes y el sábado enganchada, a lo mejor pasaba una hora y volvía a pedir y yo estaba agotada e insegura de si le estaba sentando mal el pecho. Hablando con mi pareja le decía: “mi leche no le alimenta, se queda con hambre”, y él me contestaba: “no digas tonterías, si quiere mamar más es porque lo necesita”. Yo me resistía a darle biberón con leche de fórmula porque no quería abandonar la lactancia materna por la cantidad de beneficios y porque la estaba disfrutando un montón.

En una de sus tantas tomas, me puse a buscar desesperada en el móvil qué hacer cuando tú bebé se queda con hambre o temas relacionados con la mastitis y me encontré con una entrevista súper curiosa que me desveló lo que estaba sucediendo.

Si tenéis oportunidad os recomiendo que leáis al completo la entrevista a Anna Morales, experta en lactancia materna.

“La crisis de crecimiento se puede describir como un momento en el que el bebé reclama pecho más a menudo porque está creciendo y cuanto más succione, más leche producirás.”

Durante los primeros seis meses se producen normalmente tres crisis: a la tercera semana, al mes y medio y a los tres meses. El bebé se encuentra más llorón de lo normal, inquieto, duerme peor, se agarra al pecho y lo suelta, se estira, llora…La Asociación Española de Pediatría dice que posiblemente tenga relación con la maduración de su cerebro.

Muchas madres durante esos días, que suelen ser entre dos y cinco, pensamos que nuestra leche no le está saciando y le damos un biberón para complementar. Ademas no notamos el pecho tan hinchado y eso nos preocupa, pero esto se debe a que ya nos hemos adaptado a las necesidades de nuestro hijo. Darle un biberón sólo empeora la situación porque en lugar de aumentar tu producción puedes disminuirla y eso provocar un destete prematuro.

MeIMG_20150711_194124 encuentro en la primera crisis de mi segunda hija y menos mal que conozco éstas crisis porque lleva dos días que no me suelta la teta y menos dormilona de lo que es. Las tomas son más cortas pero hace más del doble al día.

“Mucha paciencia mamis que si atendeis la demanda de vuestro bebé todo pasará en pocos días. Ánimo con la lactancia materna.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s