Diez meses llenos de cambios

Hoy mi Bebita hace diez meses, quería haber escrito a los nueve y poner la típica foto de “el mismo tiempo fuera que dentro”, conmigo embarazada y con ella en brazos, pero estuvo malita y no pudo ser.

IMG_20160429_151132_wm

Hemos tenido un invierno con la visita permanente de virus, mocos, conjuntivitis y tos. Iba rotando por todos los miembros de la familia y la peor parada ha sido la más pequeña. Llevo un par de días echándole colirio porque se levantó con un ojito rojo y con legaña, así que el cuento de nunca acabar.

Tenemos una cabrita en casa, todo se lo lleva a la boca: las servilletas, la arena del parque, los palos, los juguetes, la ropa y hasta las toallitas cuando la cambio de pañal. También muerde cualquier cosa, le da igual que sea un muñeco, la escalera o mi barbilla. Tiene los dos dientes de abajo y no tiene pinta de asomar ninguno más por el momento.

Lo peor que llevo es el dormir. Os conté en otro post que ya no sé lo que es dormir del tirón, me atrevo a decir que llevo años sin dormir siete horas seguidas y hay días que pasan factura en mi humor.

Bebita se tiró los primeros cinco o seis meses durmiendo bastante bien, pero desde entonces…fatal. Se tiró una racha despertándose cada hora, un infierno vamos. Ahora cada dos o tres, más ni de coña. No sé si es por la teta, por el apego, o porqué, pero si alguien tiene una varita mágica o un truco infalible que me lo pase por favor, lo necesito.

IMG_20160424_094033_wmPero bueno no todo es malo, mi niña ya es una campeona y gatea por toda la casa. Empezó hace un mes, que a diferencia de su hermana ha tardado bastante, aunque reconozco que ha estado más tiempo sentada en la trona o en el carro para dejarme hacer cositas en casa, ¡no es lo mismo una hija que dos! Ahora no le basta con gatear que se agarra a todo, se impulsa y se pone de pie, incluso en la bañera, es un peligro.

Cada día es más bonita -que voy a decir yo que soy su madre, claro!. Es super simpática, sonríe a cualquier persona y durante gran parte del día. Su carcajada es igualita a la de su hermana, qué recuerdos…

Dice hola con la manita, sobretodo por las mañanas cuando se despierta y la coges de la cuna ya está meneando la mano. Su adiós es cerrando los dedos que acaban metidos en su boca esbozando una preciosa sonrisa. Si le das con la mano en la boca sabe hacer el “indio”.

La relación con su hermana es mucho mejor de lo que me hubiera imaginado. Raspilla la besa mucho, le deja sus juguetes, le canta canciones, le hace carantoñas, quiere enseñarla a hacer puzzles y hasta se enfada cuando no come porque dice que si no crece no podrán jugar juntas. En el baño siempre se echan unas carcajadas y el momento del cuento nocturno con las dos tumbadas en la cama es único e inolvidable. Se les nota una conexión con solo mirarse.

IMG_20160410_134155_wmRespecto a la comida…pasapalabra. Su menú preferido: la teta. Los purés no quiere ni verlos, como mucho tres o cuatro cucharadas, la fruta triturada va mejorando y a trocitos sólo el plátano, los cereales puuuffff y lo que más le gusta: el yogur natural y el petisuis. Cuando no quiere algo mueve la cabeza diciendo NO, pero lo hace de una manera muy graciosa: bajando la cabeza, agitándola rápido y varias veces seguidas…me la como.

Raspilla no fue buena comedora hasta casi los dos años y tenía la esperanza de que Bebita fuera mejor, pero creo que no. Algunos familiares me dicen que es culpa de seguir con la teta y que estuviera con lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, aunque creo que no tiene nada que ver. ¿Qué pensáis?

Quitando el descanso, que me parece fundamental, todo va viento en popa. Dentro de nada tengo a mi Bebita correteando y rompiéndome los riñones para que no se abra la cabeza.

¡Qué paséis un feliz puente y a disfrutar del buen tiempo!

Anuncios

7 comentarios en “Diez meses llenos de cambios

  1. La lactancia materna no tiene nada que ver con lo come o deja de comer tu hija. Eso seguro. A la Mayor le di el pecho hasta el año y si la dejaba se comía una vaca por una pata. A la Peque acabo de destetarla con 19 mesesy excepto los cereales en polvo que nunca le han gustado, come de todo… En cuanto al mal dormir, siento decirte que no hay fórmula mágica… a mi me ha ayudado el colecho, pero sólo en parte. Mucho ánimo y felicidades por esos diez meses!

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Hola! Mis dos peques han tomado lactancia exclusiva hasta los 6 meses y la alargué hasta el año, y han sido los dos muy buenos comedores. Así que por ese lado quédate tranquila. Lo de dormir… ¡Qué te voy a decir! Yo por fin he vuelto a dormir después de cuatro años, así que mucho ánimo. Disfruta de esta etapa al máximo. Un beso

    Le gusta a 1 persona

    • Enhorabuena por esa LE. A Raspilla le metí fruta con cuatro meses y no por ello ha comido fenomenal. Así que con Bebita quise tener como mínimo los seis meses de lactancia exclusiva, que luego entre Navidades y estar malita han sido siete, pero bueno paciencia para ir aceptando los nuevos sabores. Gracias por tu apoyo. Un abrazo!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s