Frase de oro: Por un día…

Estoy cansada de escuchar la frasecita típica cuando alguna de mis hijas pide o quiere algo, yo digo que NO y aparece la abuela salvadora diciendo su frase: Por un día…

nic3b1o-y-abuela

La última vez que la escuché fue hace pocos días con Raspilla, que de camino a cumplir cuatro años, cuando está la abuela con nosotros en casa, se vuelve bebé y no sabe vestirse, comer y casi ni hablar porque hay que interpretar sus gestos. Tenía que ponerse la camiseta y dijo que no sabía (mentira cochina, que se viste ella solita todos los días), entonces apareció como genio de la lámpara su abuela para ponérsela, yo insistí en que ella sabía y me contestó: Bueeeeno, por un día!  

Frase que tengo que escuchar en situaciones como:

Bebita no quiere andar ni sentarse en el carro. Por un día… la cojo en brazos.

Raspilla pide chucherías. Por un día… puede comerlas.

Raspilla de repente se queda sin manos para comer. Por un día… la doy de comer.

Reciben un regalo sin ser su cumpleaños, ni Reyes. Por un día…le doy una sorpresa.

Bebita tiene que dormir la siesta. Por un día… que no se la eche (luego ¿quién la aguanta cansada?).

Así una y otra vez, ¡no se dan cuenta que no sólo es un día! es uno detrás de otro. ¿Soy demasiado estricta u os sentís indentificd@s? Por favor decirme que también os pasa o eso me demostraría que tengo a los abuelos más pesadetes, jejeje.

img_0030

De todas formas es alucinante lo que cambian los peques dependiendo del adulto con que esté: con la profesora son un angelito, con los abuelos se vuelven caprichosos y desobedientes con nosotros mientras están ellos, con los amigos alocados y con los papis un cóctel de todo.

En la guarde Bebita es buena, recoge los juguetes, dormía rápido y solita su siesta y está quietecita escuchando los cuentos que lee la profe. En casa es un trasto, recoge sus juguetes la hermana, la dormía en la teta o en brazos y los cuentos los rompe y me los quita de las manos, vamos otra niña distinta.

Ahhh y la frase de plata, es la dirigida a nosotros en respuesta a “¡pero porqué le haces caso a sus tonterías !” y ellos te sueltan “porque los abuelos están para malcriar y los padres para educar” Y se quedan tan panchos.

Así que ahí voy, intentando no enfadarme y no desesperar, cuando mis hijas se vuelven tontitas al recibir la visita de sus salvadores. Este post va dedicado a todas las abuelas y abuelos que hacen uso de la frase mágica, en especial a mi madre, que es la Top Ten, te quiero mamá 💕

Hasta la próxima!

Diez meses llenos de cambios

Hoy mi Bebita hace diez meses, quería haber escrito a los nueve y poner la típica foto de “el mismo tiempo fuera que dentro”, conmigo embarazada y con ella en brazos, pero estuvo malita y no pudo ser.

IMG_20160429_151132_wm

Hemos tenido un invierno con la visita permanente de virus, mocos, conjuntivitis y tos. Iba rotando por todos los miembros de la familia y la peor parada ha sido la más pequeña. Llevo un par de días echándole colirio porque se levantó con un ojito rojo y con legaña, así que el cuento de nunca acabar.

Tenemos una cabrita en casa, todo se lo lleva a la boca: las servilletas, la arena del parque, los palos, los juguetes, la ropa y hasta las toallitas cuando la cambio de pañal. También muerde cualquier cosa, le da igual que sea un muñeco, la escalera o mi barbilla. Tiene los dos dientes de abajo y no tiene pinta de asomar ninguno más por el momento.

Sigue leyendo

La manita suelta

Últimamente mi Raspilla tiene la mano muy ligera y no sé como controlárselo. 

Es la típica niña con muchas narices y tiene que quedar SIEMPRE por encima. Si la tocas, ella te toca; si la empujas, ella te lo devuelve y si la pegas, no puede ser menos y te pega.

Con pegar me refiero a darle en la boca si dice algo malsonante o en la mano si tira, rompe o pega, por ejemplo. Los azotes, no creo en su efecto, sólo en dar dolor y desconfianza. Cuando le di el primero me puse a llorar y le prometí que no lo volvería a hacer si ella hacia caso a mamá. (Tampoco pongo la mano en el fuego de que en futuro tenga que recurrir a ellos, pero espero que no).

DSC_01261 (16)-2

Bueno a lo que iba, su manita larga. Os pongo en situación:

Sigue leyendo

Por fin, los primeros dientes

Madre mía pensaba que nunca iban a salir, Bebita se ha tirado babeando desde los cuatro meses y a los cinco se le clareaban los dos dientes de abajo en la encía, pero se han hecho de rogar hasta los siete meses.

La pobre estuvo malita la semana pasada con fiebre y mocos, pero también se le ha juntado con la boca, ahora entiendo porque su sueño se ha visto trastocado. Se tiraba como una loca a morder la barbilla de quién la cogiera en brazos agarrándote de las orejas para que no te escaparas y le debía aliviar porque se relajaba, jejeje. Cual fue mi sorpresa el martes, en uno de sus ataques cotidianos, que pinchaba y encima por ración doble. Le han salido los dos de abajo a la vez.

IMG_20160203_102413_wm

Sigue leyendo

Noches en vela

He estado bastante desconectada y se debe a que le faltan horas al día para poder dedicar tiempo a todo, entre mis dos Bichitas, la casa, familia, pareja, amigos y las Navidades con sus correspondientes compras y reuniones familiares no he tenido respiro alguno.

Bebita está malita, como gran parte de la población, pero cuando son tan peques lo pasas mal de sólo verles y con el refriasdo pasando por todos los miembros de la familia, ¿o tú eres de los que te libras cuando todos están cayendo?

images (4)Los peores ratos: la noche. Cuando todo el mundo quiere dormir, incluida yo, pero Bebita quiere brazos con meneito incluido y no vale sentada, tiene que ser de pie 😖 Momentos en los que quieres que se haga de día y ves que las horas no pasan.

Ha tenido un par de días fiebre y está con la garganta irritada, mocos y tos. Al cóctel molotof hay que añadirle extra de mimos de mami y celitos de Raspita por pasarme el día con la peque en brazos, así que no se ni como estoy escribiendo porque no siento los brazos, jejeje.

Sigue leyendo

Juegos originales en casa

Aprovechando estos días primaverales y para cuando venga el mal tiempo, he encontrado unos juegos para tener entretenidos a los más peques de casa, los hay para varias edades aunque algunos no los haría ni loca.

No será por falta de juguetes, pero ya sabéis que luego tocan dos o se pasan el día pintando, a Raspilla le encanta. Por eso he buscado otras cosas alternativas.

Os dejo el enlace para que los veáis al completo porque sólo pongo los que más me han gustado o llamado la atención: Juegos y otros para el exterior.

Sigue leyendo

Apego agobiante

Me siento muy mal por decir que mi hija me “agobia”. Pero así me siento: agobiada en ocasiones.

crying-152253_1280

El martes fue un día horrible. No consigo girarme y que no esté detrás, es mi minisombra. Voy por casa recogiendo y ella me sigue por donde vaya, sea al baño para hacer mis necesidades, en la cocina o sentada en el sofá.

security_blanket__by_funarium-d9gi7d7Os pongo en situación: Hay dos sofás en casa, uno libre y en el otro yo, a mi derecha no hay espacio y a mi izquierda todo el que quieras, pues viene mi Raspilla y se pone a mi derecha. Voy a la habitación a coger una chaqueta y a la que me giro la tengo detrás. Estamos cenando, se nos ha olvidado un cubierto y voy a la cocina…ella detrás y así todo.

Sigue leyendo