Apego agobiante

Me siento muy mal por decir que mi hija me «agobia». Pero así me siento: agobiada en ocasiones.

crying-152253_1280

El martes fue un día horrible. No consigo girarme y que no esté detrás, es mi minisombra. Voy por casa recogiendo y ella me sigue por donde vaya, sea al baño para hacer mis necesidades, en la cocina o sentada en el sofá.

security_blanket__by_funarium-d9gi7d7Os pongo en situación: Hay dos sofás en casa, uno libre y en el otro yo, a mi derecha no hay espacio y a mi izquierda todo el que quieras, pues viene mi Raspilla y se pone a mi derecha. Voy a la habitación a coger una chaqueta y a la que me giro la tengo detrás. Estamos cenando, se nos ha olvidado un cubierto y voy a la cocina…ella detrás y así todo.

Sigue leyendo

Mi lactancia materna siendo primeriza

 SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA

Del 1 al 7 de agosto

A muchas mujeres durante la lactancia materna y sobretodo al principio nos surgen miles de dudas del tipo de…mi leche no alimenta, no tengo cantidad suficiente, mi pezón es grande o pequeño, ¿tendrá la postura correcta?, ¿cuándo se que mi pecho se ha vaciado? Y muchas más.

En muchos sitios de la red te desmienten mitos de la lactancia materna, en otros te dan consejos y en otros recomiendan posturas y lo que debes hacer…pues yo te diré como viví la lactancia con mi hija mayor, sobretodo los comienzos, ya que con la segunda he notado varias diferencias, pero se nos ha dado bastante bien a las dos. ¡Hasta los dos años y qué pena me dio que terminara!

Cuando veía por la calle a una madre dando el pecho pensaba que era algo natural y que el bebé se engancharía sólo, sin problemas y sin dolor, pero muy lejos de lo que me sucedió a mí.

Mi hija Lucía nació un viernes por la tarde y yo no tenía ni calostros ni leche pero me la puse al pecho como me dijeron en el hospital.IMG_20150730_192142 La pobre succionaba con una fuerza brutal y no sacaba nada pero como nació con 3,700 kg no nos preocupaba. Al día siguiente ya tenía heriditas en los dos pezones y al engancharse la niña veía las estrellas de lo que me dolían, mi mami me compró una pomada que me vino fenomenal, Purelan. Las enfermeras me preguntaban si ya me había dado la subida de leche pero yo no notaba nada, sólo que tenía más duras las tetas, el martes por fin noté esos miles de alfileres que parece que te clavan alrededor del pezón y crecieron el doble de tamaño, aunque desde el domingo ya me salían calostros, que es un líquido amarillento más espeso que la leche y el más importante que nuestro hijo reciba.

SiempreDSC_1824 te dicen que la lactancia es a demanda, por lo que yo esperaba que mi hija me «pidiera», ella se podía pasar de dos a cinco horas durmiendo de seguido. A la semana, en la revisión del pediatra, comprobó que solo había cogido 30 gramos cuando esa es aproximadamente la cantidad diaria, salió del hospital con 3,450 kg y pesaba 3,480 kg aunque creció un centímetro. A partir de ese día a las tres horas como mucho cogía a mi niña aunque estuviera dormida y la ponía a la teta, a los cuatro días había engordado 470 gramos. ¡Menudo subidón para mí autoestima que estaba por los suelos por haber matado de hambre a mi niña los primeros días!

Sigue leyendo